Galería

“¿Qué Ocurrió en Cardiología?” recibió auspicio de Laboratorios Nolver

 

  • ¿Qué Ocurrió en Cardiología?”, programa de Educación Médica Continua, llegó a su X Edición, para resaltar las más importantes contribuciones, en Venezuela y en el Mundo, en la especialidad de cardiología

 

+SN.- Con el auspicio de Laboratorios Nolver, el encuentro ¿Qué ocurrió en Cardiología? (QOC), es un Programa de Educación Médica Continua, cuyo objetivo fundamental es analizar, a comienzos cada año, lo sucedido en el anterior, en lo que respecta a ensayos clínicos, comunicaciones, guías clínicas, procedimientos diagnósticos y terapéuticos, entre otros aportes o avances valiosos, en la especialidad cardiología y otras relacionadas, que de una u otra manera pudieran influir en el ejercicio de esta especialidad y en beneficio del paciente.

 

El cardiólogo Roberto López Nouel, coordinador de este evento, destacó que se dieron cita, como conferencistas, reconocidos especialistas en el área cardiovascular, como una forma de ver qué se ha hecho hasta ahora y cuáles son los avances que se proyectan en el futuro cercano, en cuanto a prevención, diagnóstico y tratamiento. Con ello, se brindó a los médicos un conocimiento más profundo de esta materia, para entender mejor las enfermedades cardiovasculares, sus causas y tratamientos.

 

Más allá del interés que este tema tiene para los médicos, el QOC reviste una gran importancia para el público en general, explicó López Nouel, ya que una mayor difusión y comprensión de los avances en esta especialidad, por parte de la comunidad científica, redunda en importantes avances que permitirán brindar una mayor atención a los pacientes con afecciones cardiovasculares.

 

De igual modo, una mejor educación acerca las enfermedades cardiovasculares, sus causas y efectos, contribuye a generar conciencia en todos y cada uno, acerca de la importancia de la prevención y el adecuado control.

 

En este encuentro, fueron presentadas un total de 19 presentaciones sobre temas de gran interés para la audiencia, como hipertensión, diabetes, anticoagulación, insuficiencia cardíaca, cardiología intervencionista y ensayos clínicos. Hacia el final de la jornada, la presentación, “¿Qué ocurrió en cardiología breve?”, a cargo del doctor Roberto López Nouel, sirvió para presentar un balance con los aspectos de mayor relevación en la materia, correspondientes al 2016.

 

El cierre del evento contó con una interesante reflexión de los retos para el futuro inmediato, por parte de todos los conferencistas y asistentes, bajo el título “¿Qué viene?”. De esta manera, con el apoyo de Laboratorios Nolver, este destacado grupo de especialistas continúa trabajando para ayudar a tener compresión una cada vez mayor de las enfermedades cardiovasculares y sus causas, con la finalidad de mejorar su prevención y tratamiento.

Galería

Especial | 14 de Noviembre: Día Internacional de la Diabetes

  • LA DIABETES ES UNA DE LAS MAYORES EMERGENCIAS MUNDIALES DE SALUD DE ESTE SIGLO
  • Es una enfermedad silenciosa, crónica, no trasmisible, progresiva, asociada a complicaciones a largo plazo

+SN.- La Federación Internacional de Diabetes (FID) señaló en su reporte 2015 que actualmente por primera vez se estima que hay más de medio millón de niños menores de 14 años con diabetes tipo 1 y que existen 415 millones de adultos entre 20 y 79 años con diabetes en el mundo, de los cuales 193 millones están sin diagnosticar. Para Sara Brito, jefa del departamento de Endocrinología del Hospital Militar, estas cifras son preocupantes.

La especialista advirtió sobre la magnitud de este flagelo, en el marco del Día Internacional de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre. Agregó que hay 318 millones de habitantes con tolerancia a la glucosa alterada, lo que “les coloca en alto riesgo de desarrollar la enfermedad. Para finales de este año, la diabetes habrá causado cinco millones de decesos”.

La doctora Brito señaló que  la diabetes tipo 2 es el tipo de diabetes más común, y ha aumentado junto a los cambios culturales y sociales. En los países de renta alta hasta un 91% de adultos con la enfermedad tienen diabetes tipo 2. Dijo que, en el caso de Suramérica y Centroamérica se estima que 29,6  millones de la población adulta tienen diabetes en 2015.

“La diabetes es una de las mayores emergencias mundiales de salud del siglo XXI. Es una enfermedad silenciosa, crónica, no trasmisible, progresiva, asociada a graves complicaciones a largo plazo”, resaltó la Dra. Brito.

Diagnóstico temprano y prevención

La diabetes tipo 2 es una patología donde juega un papel importante la etnicidad y el historial familiar de diabetes, pero son el sobrepeso, la inactividad física y una nutrición inapropiada los factores de riesgo más importantes que desencadenan su aparición, por lo que es factible prevenir o retardar su presentación a través de modificaciones del estilo de vida.

Para la doctora Brito se necesita más educación por parte de la población a fin de conocer los factores de riesgo y así impulsar el diagnóstico temprano.

La diabetes es, además, una enfermedad silenciosa que se empieza a desarrollar muchas veces sin que la persona se  dé cuenta. Luego del comienzo de la enfermedad, dependiendo del caso, se pueden presentar algunas complicaciones como neuropatía (daño en los nervios) nefropatía (enfermedad de los riñones) y retinopatía (daño en los ojos).

Insulinización en pocas palabras

La insulina es una hormona de gran relevancia para el control metabólico del individuo. Cuando falta o el cuerpo genera resistencia se asocia a la aparición de la diabetes mellitus,  y en ese caso los médicos pueden indicar una terapia de reemplazo de insulina que ayudarán a los pacientes en sus metas establecidas y así eviten la aparición de complicaciones a largo plazo.

La insulina es de aplicación inmediata y de por vida  en pacientes que presentan la diabetes tipo 1, donde el déficit de insulina suele ser absoluto. En diabetes tipo 2 la presencia de un estado catabólico o el fracaso en el tratamiento con antidiabéticos orales lleva también al uso de insulina. También se usa transitoriamente en mujeres que presentan diabetes gestacional o personas con enfermedades graves en áreas de  hospitalización o en cuidados intensivos.

“La insulinización temprana es la administración de la hormona a través de inyecciones a pacientes con diabetes tipo 2, antes de que se presenten las complicaciones de la enfermedad, en combinación o no con antidiabéticos orales” esto con el fin de intensificar el tratamiento y disminuir las complicaciones crónicas.

En Venezuela se cuenta con varios tipos de insulina, están la denominada insulina NPH, la insulina cristalina y los análogos de insulina, que son los más modernos y pueden ser tanto de acción rápida (asociados a las comidas) como de acción prolongada, llamados basales, que brindan un control sostenido por casi 24 horas.

La doctora Brito agregó que los análogos son considerados los mejor tolerados e ideales para cualquier persona porque tienen un perfil farmacológico sin picos, lo que evita eventos hipoglicémicos, especialmente los de tipo nocturno. Además, son más fisiológicos al tener la propiedad de actuar rápidamente en el momento de las comidas del paciente  o lentamente durante todo el día.

Si  se usan de forma correcta, los análogos permitirán 40% menor ganancia de peso y  65% de reducción de hipoglucemias nocturnas.

“Es bueno tener presente que el control del paciente diabético no se resume en una cifra de glicemia, es en realidad el control de los factores de riesgo cardiovascular, la educación diabetológica, los cambios favorables en el estilo de vida y un apego estricto a la medicación junto con controles en consulta y el automonitoreo de la glicemia. Esos factores son los que garantizan que los medicamentos estén llevando al paciente a su meta terapéutica”, finalizó Brito.

 

Material aprobado por el Departamento Médico, de Regulatorio y Calidad de Novo Nordisk Venezuela – Casa de Representación C.A. Urb. La Castellana, Av. Don Eugenio Mendoza, Centro Empresarial Letonia, Torre ING Bank, piso 10, Oficina 106. Caracas (Chacao), Estado Miranda. Zona Postal 1060. Teléfono: (0212)7506686. RIF: J-31163108-9. VENCD02862016.

 

Galería

Realidad de los pacientes con hemofilia en Venezuela

  • La incidencia de hemofilia afecta a 2.697 personas  de las cuales 1500 necesitan profilaxis
  • Miles de venezolanos corren un alto riesgo de presentar hemorragias severas si no reciben tratamiento profiláctico con el factor de coagulación deficiente  en su organismo

 

+SN.- Las enfermedades que afectan la coagulación sanguínea ponen en peligro la vida de las personas, al incrementar el riesgo de hemorragias severas incluso por heridas pequeñas. Según las estadísticas que maneja la Asociación Venezolana para la Hemofilia (AVH), dichas patologías afectan a 4.616 personas en nuestro país.

Antonia Luque, coordinadora nacional de la AVH, destacó que la hemofilia es la coagulopatía con mayor incidencia en nuestro país, ya que afecta alrededor de 2.697 personas, de las cuales 1500 necesitan de profilaxis, es decir, que requieren de los medicamentos de manera preventiva para evitar las complicaciones propias de la patología. Este trastorno se origina por la ausencia, deficiencia o conformación inadecuada de los factores de coagulación VIII o IX, (dando origen al tipo A y B de la patología, respectivamente).

La especialista en hemofilia, doctora Apsara Boadas, enfatizó que la profilaxis, con infusiones del factor en déficit, es la mejor opción terapéutica para brindarle calidad de vida a los pacientes, disminuir el riesgo de sangrado prolongado y de hemorragias internas que afecten las articulaciones de las personas afectadas.

Atención especializada

Las personas con hemofilia requieren atención médica especializada, para prevenir complicaciones asociadas al tratamiento médico, según la Dra. Apsara Boadas. Incluso procedimientos sencillos como la extracción de una pieza dental, pueden causar una importante pérdida de sangre si el paciente no recibe previamente el factor de coagulación que necesita.

Acceso al tratamiento

La coordinadora nacional de la AVH explicó que los factores de coagulación para el tratamiento de la hemofilia son productos de alto costo que distribuye la farmacia del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Informó que desde el año 2013 han venido alertando a las autoridades en cuanto a la importancia de contar con dichos fármacos para salvaguardar las vidas de los pacientes; sin embargo, no se han tomado las medidas necesarias y se han visto afectados por la escasez de medicinas.

“Nunca se hizo una planificación ni programa de salud que cubriera esto que estamos pasando. La muerte de varios niños con hemofilia se ha debido a la falta de uno de los productos necesarios para el tratamiento de los pacientes con hemofilia e inhibidores (factor VII activado recombinante), que es básico para enfrentar los problemas de deficiencia o para tratar una complicación que se llama inhibidores, y esas personas pueden recibir, nada más, que ese medicamento inexistente desde diciembre del 2015”, enfatizó.

La salud como derecho fundamental 

El experto en Derecho Constitucional, Juan Manuel Rafalli, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello y del Instituto de Estudios Superiores de Administración, señaló que la Constitución establece la salud como un derecho humano fundamental, y es obligación del Estado asegurar su satisfacción por todos aquellos que la requieran.

La Constitución responsabiliza al Estado en la gestión del sistema público nacional de salud, y establece que el mismo deberá ser prestado de manera descentralizada e intersectorial, lo que permitiría una mejor administración del servicio al encontrarse más cerca de los beneficiarios. “Si bien es cierto que el país está pasando por una crisis económica de gran magnitud, con altos índices inflacionarios y en donde hay poca inversión por parte del sector privado, esto no exime al Estado de cumplir con su obligación de velar por la salud”, agregó.

Voces de la hemofilia

Vicente Conde, tenía cinco años de edad cuando fue diagnosticado con hemofilia tipo B. Actualmente tiene 20 años y se desempeña como coordinador juvenil de la AVH en el estado Lara, un rol que le ha permitido conocer muy bien la realidad de quienes, como él, necesitan cumplir un esquema de inyecciones de factor de coagulación para vivir sin temor a las hemorragias.

Conde explicó que tener esta condición implica restricciones, incluso en la práctica deportiva. Desde niño le gustaba la natación, un deporte que minimiza el riesgo de contacto o heridas y ayuda a fortalecer la musculatura; sin embargo, comenta que “debido a problemas de agua en las piscinas, tuve que interrumpir el entrenamiento y en estos meses he notado más complicaciones y dolores, he necesitado más tratamiento y en varias oportunidades no lo he conseguido”.

El llamado es al Seguro Social que es el responsable y encargado de traer nuestros medicamentos al país. La hemofilia no es como otras enfermedades que si no existe un fármaco podemos tomar un genérico u otra alternativa, en la enfermedad si no existe el factor, no hay más nada”, dijo Conde.

Por su parte, Johonnys Hernández de 39 años de edad, comentó: “Desde agosto del 2015 dejé de recibir profilaxis. Anteriormente la tenía y había logrado una gran mejoría, la cual ha ido retrocediendo por la falta del medicamento. Ya no soy el hombre activo de antes, me siento limitado porque en mi codo izquierdo tengo una artrosis constante. Me da miedo hacer las cosas que hacía antes, como caminar largas distancias y trabajar”.

“Actualmente, en Ciudad Guayana la aplicación del factor se hace sólo en emergencia. Siempre que visitamos al hematólogo y nos indica cinco dosis, al ir al Seguro Social a retirarlos sólo nos dan tres, y ahora tenemos que ir a que nos revise el director del hospital para que nos apruebe la dosis, de lo contrario no nos dan nada”, informó.

 

 

Galería

Control Glucémico disminuye progresión de la diabetes

  • Alta concentración de azúcar en la sangre daña órganos y tejidos
  • La educación del paciente en la adopción de un estilo de vida más sano y el surgimiento de insulinas más eficaces, ayudan a controlar los niveles de glucosa

 

+SN.- El control glucémico es fundamental para evitar las complicaciones de la diabetes. Cuanto más alto suban los niveles de glucemia  (azúcar en sangre) de una persona, mayor será el riesgo de que sus tejidos y órganos empiecen a dañarse. Saber mantener la glucosa en niveles no tóxicos es una de las tareas fundamentales de los médicos.

El médico internista José Luis Colina Balzan, indicó que el buen control metabólico permite evitar, retrasar o disminuir la progresión de la diabetes, condición que se manifiesta por una deficiencia  de insulina que produce el páncreas (Tipo 1) o por una paulatina y progresiva disminución de la insulina o la resistencia del propio organismo a usar la hormona correctamente (Tipo 2). Siendo la Tipo 2 la más frecuente entre la población mundial.

El Dr. Colina divide las complicaciones de la diabetes en: agudas (Hiperglucemia e Hipoglucemia); y crónicas, afectando de manera progresiva y programada a cada uno de los órganos y sistemas, especialmente riñón, corazón, retina y sistema nervioso central y periférico.

El especialista indicó que las personas que están en riesgo de presentar diabetes Tipo 2 son las de 45 años de edad con antecedentes familiares de diabetes, con antecedentes personales de sobrepeso u obesidad, sedentarios, con lípidos alterados, acantosis nigricans, (enfermedad de la piel) ovarios poliquísticos o con antecedentes de diabetes gestacional o con hijos que pesaron al nacer más de 4 kilogramos.

Valores a tener en cuenta

Precisó Dr. Colina que el valor límite de glucosa que se tiene de referencia de una persona sana es de 100 miligramos por decilitro (mg/dl) en ayunas (espacio de 8 horas sin comer). Añadió que un registro entre 100 mg/dl y menor a 126 mg/dl es considerado como una situación pre diabética. Se hace el diagnóstico de diabetes cuando una persona tiene glucemia por encima de 126 mg/dl en ayunas y mayor a 200 mg/dl en cualquier momento del día.

Para poder confirmar estos valores los médicos realizan pruebas como la denominada sobrecarga de glucosa, que monitorea el metabolismo del azúcar en la sangre al medir sus niveles antes y después de ingerir una bebida con 75 gramos de glucosa.

Acciones de control

            El Dr. Colina señaló que los médicos para poder atender el control glucémico de una persona con diabetes recurren a dos herramientas principales. Una es la educación del paciente a quien se le debe enseñar a vivir con la diabetes, adoptando un estilo de vida sano con buena alimentación y actividad física diaria, atender también su parte psicosocial e incentivarlo a cumplir con estos aspectos para que tenga una mejor calidad de vida.

En segundo lugar está el tratamiento farmacológico, que incluye la administración de medicamentos e insulinas para controlar el metabolismo de la glucosa. En la actualidad se sugiere iniciar la terapia de insulina en una fase temprana. Esto se debe en parte al beneficio de nuevos productos como los análogos de insulina, los cuales combinan eficacia con manejabilidad. “Ya hay estudios que evidencian que los pacientes que logran recibir insulina tempranamente disminuyen la progresión de la enfermedad a largo plazo”, expresó el galeno.

El Dr. Colina reiteró que el control de la persona con diabetes es exitoso cuando se incluyen todos los aspectos: cambios de estilo de vida, seguimiento de las indicaciones médicas sobre fármacos y el continuo chequeo con el especialista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Material aprobado por el Departamento Médico, de Regulatorio y Calidad de Novo Nordisk Venezuela – Casa de Representación C.A. Urb. La Castellana, Av. Don Eugenio Mendoza, Centro Empresarial Letonia, Torre ING Bank, piso 10, Oficina 106. Caracas (Chacao), Estado Miranda. Zona Postal 1060. Teléfono: (0212)7506686. RIF: J-31163108-9 VENCD02652016.

 

Galería

Claves | ¿Cuál es la relación entre la alimentación y la hipertensión arterial?

  • En Venezuela la prevalencia de pacientes hipertensión está alrededor de 40%
  • El estrés, una vida sedentaria y hábitos alimenticios dañinos son factores que repercuten negativamente en la salud, más aún en el sistema cardiovascular

 

+SN.- La hipertensión arterial es el primer factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares en el mundo. El cardiólogo Juan Colán, informó que de acuerdo con las cifras manejadas por la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC), la prevalencia de la presión alta es de aproximadamente 40% en nuestro país.

 

“Para el año 1998, la prevalencia en Venezuela era de 32,5 %, de manera que hemos aumentado en una forma exponencial y preocupante en los últimos 17 años. Esto se debe a los cambios negativos en el estilo de vida que ha tenido la sociedad, sobretodo en sus hábitos alimenticios”, aseveró Colán.

 

Según lo expresado por el especialista en cardiología, “una alimentación rica en sal, en carbohidratos y baja en potasio, sumado al estrés y la falta de ejercicio, han sido los principales determinantes del aumento de la prevalencia de la hipertensión”.

 

Al referirse a los hábitos alimentarios de los venezolanos, señaló que éstos pueden predisponer el aumento de la presión sanguínea por el consumo excesivo de sal. Acotó que el consumo ideal de este mineral es de aproximadamente 3 o 4 gramos diarios; mientras que el promedio de consumo en nuestro país se calcula entre 10 y 11 gramos al día.

 

Alimentación vs. resistencia a la insulina e hipertensión

Uno de los síndromes asociados al aumento de la prevalencia de hipertensión arterial es la resistencia a la insulina. “Cambios en los hábitos alimentarios, sobre todo a expensa de comidas rápidas, ricas en sal, carbohidratos y grasas trans, son los factores más importantes que han aumentado la resistencia a la insulina y como consecuencia se incrementó también el número de pacientes hipertensos”, comentó el galeno.

 

El tratamiento del paciente con hipertensión arterial inicia con cambios del estilo de vida, que incluyen ejercicios aeróbicos de cuatro a cinco veces a la semana, durante al menos 45 minutos. También es de suma importancia mejorar los hábitos nutricionales y tratamiento farmacológico para aquellos que lo ameriten.

Medicación para pacientes

En los últimos años se ha hecho tendencia iniciar la medicación en etapas precoces del desarrollo de la enfermedad. Esta metodología es aceptada por algunas escuelas de cardiología cuando se considera que el paciente está en una etapa de pre-hipertensión (130/85 mmHg).

 

En opinión del galeno, los medicamentos que actúan en el sistema Renina-Angiotensina -Aldosterona son los que más se aproximan al antihipertensivo ideal, por su eficacia para bajar las cifras de tensión arterial y efecto protector de la pared vascular. “De estos bloqueantes de Angiotensina II, uno de los más modernos y efectivo es el Olmesartan, que ha acumulado suficiente evidencia en prevención primaria y secundaria en el manejo del paciente hipertenso”, concluyó el doctor Colán.

Galería

Diabetes gestacional puede controlarse con análogos de insulina de forma segura y eficaz

+SN.- Existe una gran preocupación sobre el uso de análogos de insulina en el caso de la diabetes gestacional. Sin embargo, muchos estudios han demostrado su eficacia y seguridad tanto para la madre como para el feto (más…)

Galería

Enfermedad pequeña, infierno grande

Redacción | +SN.- La escasez de medicamentos no se ciñe a la falta de fármacos para tratar enfermedades complejas. Para combatir un dolor de cabeza, una diarrea o una alergia también hay que hacer un largo recorrido por farmacias. Hallar una cura que no siempre está disponible es peor que el mal

Lejos de las escasas quimioterapias, los contados anticonvulsivos y los esquivos antibióticos para tratar enfermedades complejas hay fármacos de uso habitual que tampoco están a la mano de quien los necesita y que por estos días son tan implorados como la ayuda humanitaria. Un dolor de cabeza causado por una migraña, puede fácilmente agravarse si quien lo padece tiene que lanzarse a una búsqueda a veces interminable por las farmacias del país.

Karla Coronado, por ejemplo, padece de migrañas desde joven. Con los años y la práctica aprendió que la única medicina que ayudaba a su organismo a superar la jaqueca y la casi incapacitación que produce era la Migradorixina. “Es la única que me quita instantáneamente la migraña. No la he conseguido y he tenido que resolver con acetaminofén para poder medio funcionar, me quita el dolor de cabeza pero no el malestar general. Porque si no el dolor me imposibilita y debo quedarme en cama hasta que se me pase”.

En la casa de Karla, como en la de muchos venezolanos, hay una lista que se conoce de memoria de arriba abajo: la de los medicamentos que necesita cada uno de los miembros de la familia para que la búsqueda se haga desde múltiples frentes al mismo tiempo. “Mi mamá necesita Mevalotin para controlar el colesterol y tampoco hay. No lo toma desde hace dos meses y a veces no se puede levantar por los mareos y porque siente mucha debilidad. También necesita Pregabalina para la fibromialgia, pero tampoco se consigue. Así que siempre tiene dolores, siempre. Muchas veces no puede caminar. El sábado estuvimos en 10 farmacias y no conseguimos”.

Su hermana sufre de anemia y cada dos meses requiere infusiones ferrosas. El suero fisiológico es otro de los bienes más codiciados, incluso en los propios hospitales. Consiguieron la solución por alguien que las ayudó en el Hospital Clínico Universitario con la condición de que en cuanto encontraran en una farmacia lo devolvieran. “Probablemente lo tenga que mandar un familiar del exterior, como hace también con el ácido fólico”.

Las dos hermanas y la madre sufren de la tiroides y consumen Euthyrox. Karla sacrificó su dosis. “No lo tomo para que a mi mamá no le pegue tanto ya que no tiene las otras cosas”. La falta de medicación le ha hecho bajar 9,5 kilos de peso. “Estoy a punto de entrar en depresión porque no conseguimos nada, pero no puedo porque tampoco hay Clonac (ansiolítico)”, dice con humor.

Siempre desprevenidos

En los últimos años, Venezuela debe ser el país del trópico que menos le ha prestado atención a la prevención de los males que se presentan más o menos periódicamente según la estación. El fenómeno El Niño, que es relativamente predecible, ha sido la carta del gobierno nacional para explicar casi todas las penurias de los últimos dos años: no hay electricidad por El Niño, no hay agua por El Niño y hay sequía por El Niño. Aunque ciertamente el fenómeno incide en el clima del país, hizo falta visión y previsión para enfrentarlo.

Ahora llega la época de lluvia. Tampoco se observa movimiento para atacar los males que suelen asociarse a las precipitaciones: repunte de enfermedades transmitidas por mosquitos, gripes y diarreas. Las lluvias podrían ser la nueva excusa manoseada.

Alejandro Álvarez, ambientalista y gerente de la Fundación Tierra Viva, conoce estos ciclos y este año ya los padeció en cuerpo propio y ajeno. “Hace dos semanas a mi hijo le inició una diarrea grave, luego de una mejoría empeoró y decidimos que lo viera un médico. La doctora que lo vio sospecha de un cuadro viral que produce esos síntomas y le recetó un antidiarreico, solución de rehidratación oral (Pedialyte) y un regenerador de flora bacteriana. Visitamos más de seis farmacias y no pudimos conseguir nada. En una de ellas me dijeron que no habían recibido medicamentos para tratar enfermedades gastrointestinales desde hacía varias semanas”.

Con ayuda de familiares y amigos consiguieron el Pedialyte y el regenerador de la flora bacteriana. El antidiarreico nunca apareció y debieron esperar a que el virus cumpliera su ciclo de vida dentro del cuerpo para que el niño de 13 años se recuperara. Una semana después, Alejandro tuvo el mismo cuadro. “Ahí ya tuvimos que recurrir a medicina casera. Hicimos una receta de sales de rehidratación que conseguimos en internet, sopa de plátano y muchísimo limón”.

Ahora es un mal recuerdo, pero la posibilidad de que la diarrea hubiera sido causada por una infección bacteriana o una amibiasis que habrían agravado la situación es un panorama que aún lo asusta. “Somos personas que en general estamos sanas y bien alimentadas, si le ocurre esto a niños pequeños mal alimentadas los manda para el otro lado. No hay para tratar una de las enfermedades más comunes en los trópicos y en particular en época de lluvia. Eso es inaceptable”.

Encuesta rápida

Una consulta informal en redes sociales sobre la situación de la salud en el país puede arrojar un sinfín de lamentos. Ante la sencilla pregunta de si se ha padecido la falta de insumos y medicamentos básicos las respuestas son variopintas: “¿No conseguir tensiómetro cuenta?”, “a mí me cuesta conseguir el antialérgico para la rinitis. No hay más básico que eso”, “mi mamá, como miles de hipertensos no consigue su pastilla para la tensión, se la mando yo de Argentina”, “El calcio y el ácido fólico para las embarazadas es el ABC del control prenatal y sin embargo es un lio, mi prima está en eso”, “No se consigue Viavox ni Voltarén (diclofenac sódico) en ninguna presentación. Antiinflamatorio de toda la vida”.

La relatoría de la crisis es tan apasionada como pesados los tormentos que se llevan a cuestas. “Para comenzar no encuentro pastillas anticonceptivas en farmacias desde hace más de seis meses. La última caja la compré en diciembre. Ahora lo que hago es adquirirlas bachaquedas en el Mercado de Chacao y me puede costar entre 1.800 y 2.800 bolívares cada caja”, cuenta Ivonne Arellano, recién casada de 26 años de edad. También se le hace difícil tratar su conjuntivitis alérgica. No hay antialérgicos en tabletas ni en gotas. No hay colirio para los ojos ni lágrimas artificiales, así que resolvió aplicarse unas gotas que tenía en casa y que habían vencido en 2015.

“A mi suegra le dio cistitis y no consigue urodantina, bactrimel o macrodantina. Son medicamentos que limpian la orina. Antidepresivos tampoco tiene. A pesar de que en los sistemas de Locatel sale que hay, cuando fuimos no había. Y a mi suegro también le mandaron Berodual para nebulizarlo, una vez logramos que una amiga nos lo trajera de Punto Fijo, pero no se consigue por ninguna parte”.

La impotencia del que está lejos

Quienes abandonaron el país ven con preocupación las penurias de las personas amadas que dejaron en Venezuela. Amanda Farías vive en Barcelona, España, y se desespera al no poder ayudar a conseguir los fármacos que ayuden a sus abuelas ancianas y a sus padres a tener mejor calidad de vida. “Mis abuelas necesitan centros de cama y pañales, y no siempre se consiguen. Mi mamá salió de una diarrea y requería enterogermina y tampoco, también necesita Simeticona, un antiespumante para los problemas de gases y menos”. Una de sus abuelas solo puede comer semisólidos, por lo que los suplementos nutricionales son vitales, pero hace meses que las farmacias los ofrecen esporádicamente y a precios altos, pues son importados.

La resignación signa a su familia cuando no disponen de algún producto. Hace 15 días no compran pañales, y dejaron de usar el antipsicótico de una de sus abuelas, la enterogermina de su madre y el antialérgico de su padre.“A mí me da mucha impotencia de no poder mandar nada porque todos esos medicamentos son muy caros y para algunos necesito récipe. Además no es solo el gasto de la medicina sino el del envío que es también costoso”.

En Chile, en una audiencia correspondiente al 158° Período de Extraordinario de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la ministra de Salud, Luisana Melo, dijo: “los estándares de salud en Venezuela son reconocidos internacionalmente, la pobreza ha disminuido 5%. El gobierno aumentó la inversión social y logró disminuir los índices de desnutrición y hambre”. Esta semana, además, el Tribunal Supremo de Justicia declaró inconstitucional Ley Especial para Atender la Crisis de Salud porque, entre otras cosas, era un “hecho público y notorio” que el gobierno estaba haciendo esfuerzos para paliar la situación con los convenios de China e India firmados a principios de año.

Mientras esos convenios terminan —o empiezan— de dar frutos, seis ONG introdujeron ante el mismo tribunal una demanda de protección de los derechos de los venezolanos que padecen por la escasez de medicamentos e insumos, y personas hacen maromas para recibir cargamentos procedentes del exterior con auxilio. La ayuda humanitaria sigue en espera.

(Con información del Estímulo.com)