Galería

Life Alert GPS brinda atención de emergencia al toque de un botón

FOTO MANO.jpg

 

  • El servicio de atención de emergencias médicas destinado a personas de la tercera edad y enfermos crónicos está disponible en toda Venezuela
  • Un equipo de más de 15.000 personas garantiza atención inmediata con solo tocar un botón

 

 

+SN.- En Venezuela, cada día es mayor la cantidad de personas de la tercera edad que viven de manera autónoma, que pasan la mayor parte del tiempo solos o que sufren, al igual que muchos otros, una enfermedad crónica. Como una forma de garantizarles acceso inmediato a la atención médica de emergencia, ya está disponible en todo el país el servicio Life Alert GPS.

 

Tracker GPS trae al mercado venezolano este nuevo servicio que funciona a través de un pequeño dispositivo GPS portátil con un botón de asistencia con comunicación de voz, que operamediante la red celular de Digitel. Con Life Alert GPS, cuando el usuario sufre una emergencia de salud, presiona el botón y de forma inmediata se comunicará, a través del dispositivo, con el centro de atención especializado, quien gestionará la asistencia necesaria, bien sea para la orientación médica telefónica, activación del servicio de atención médica domiciliaria o el envío una ambulancia al sitio donde se encuentre la persona para trasladarlo al centro de salud de su preferencia  y, simultáneamente, se notificará al contacto previamente definido por del usuario.

 

El equipo es compacto y está configurado con un único botón de emergencia que puede ir colgado alrededor del cuello para acceso inmediato y evitar que se extravíe. Es resistente al agua y cuenta con una batería de larga duración.

 

“El servicio Life Alert GPSes una solución sencilla al reto de ofrecer atención de emergencia a la población de adultos mayores y/o enfermos crónicos. En alianza con una reconocida organización local, contamos con un call center con más de 50 operadores especializados y más de 15 mil agentes de atención médica y apoyo en todo el país”, explicó Carlos Nuñez, gerente general de Tracker GPS, empresa que trae al mercado venezolano este novedoso servicio.

Galería

Hospitalización a domicilio está in

+SN.- Uno de los elementos de mayor peso en la transformación de los sistemas de salud en el futuro próximo, es la evolución hacia redes que ofrezcan una asistencia más integrada, promoviendo modelos de servicios menos aislados y fragmentados que superen los límites entre sectores y faciliten el trabajo entre equipos de atención médica primaria y servicios hospitalarios.

Con este nuevo paradigma como norte, Venemergencia y la Clínica Santa Sofía han establecido una alianza estratégica, que busca proveer una atención integrada para mejorar la experiencia del paciente, consiguiendo mayor salud, bienestar y una asistencia más eficiente.

En el marco de este convenio, la clínica, a través de su Centro de Atención Médica Integral (CAMI),  comenzó a ofrecer servicios de hospitalización domiciliaria, bajo el nombre de CAMI Hogar, con el cual el personal asistencial se traslada al lugar donde se encuentra el paciente para prestarle los cuidados que requiera.

La manera como funciona es bastante sencilla: El paciente realiza la solicitud de acuerdo a las indicaciones de su médico tratante, se inicia el proceso administrativo y se ejecuta la orden de hospitalización domiciliaria, explicó el doctor Andrés Simón González-Silén, director ejecutivo de Venemergencia.

El requerimiento puede hacerse a través de una llamada telefónica a los siguientes números: (0212) 981.13.44/ 981.10.00/ 981.10.20/ 981.41.22; el correo electrónico: camihogar@clinicasantasofia.com.ve; o presencial, es decir, directamente en la sede de la institución, ubicada en la urbanización Santa Sofía de El Cafetal, Torre Alfa, piso 10.

“De esta manera, la persona puede ser tratada desde la comodidad de su hogar por personal calificado para realizar el tratamiento farmacológico endovenoso, exámenes de laboratorio, hidratación parenteral, rayos X, nebulizaciones, oxígeno, cura de heridas, fisioterapia y terapia respiratoria, electrocardiograma y colocación de sondas”, precisó González-Silén.

Por su parte, el doctor Daniel Mata, subdirector de la Clínica Santa Sofía, explicó que este servicio fue ideado para dar continuidad a los tratamientos post-operatorios, seguir indicaciones de baja complejidad del médico tratante, prestar la atención adecuada al paciente geriátrico, control de heridas y brindar cuidados básicos a las personas con movilidad reducida o a quienes no pueden salir de su casa.

Mata explicó, que el uso de esta alternativa significa una reducción de los costos si se compara con la atención recibida durante una hospitalización tradicional, la cual implica gastos más elevados (pagos de infraestructura y recursos humanos), por prestarse en un ambiente diseñado para solucionar casos de mayor envergadura o gravedad.

Adicionalmente, utilizar CAMI Hogar brinda al paciente la ventaja de recibir las mejoras terapéuticas en su propia casa, rodeado de su familia o allegados. El hecho de no tener que permanecer en la clínica, evita también la espera y el congestionamiento en las salas de emergencia, reservando ese lugar para la atención de verdaderas urgencias, indicó el galeno.

Galería

Así Venemergencia enseña primeros auxilios

 

  • Como parte de su programa de mejora al sistema de salud
  • Mediante una serie de programas educativos para promover la prevención en salud parte de tres ejes principales: el diplomado de primeros auxilios inmediatos, dedicado a paramédicos; curso de primeros auxilios y la formación de brigadas comunitarias

 

La Fundación Venemergencia impartió una charla de primeros auxilios, como parte de sus programas educativos para promover la prevención en salud, y para continuar fortaleciendo el sistema de atención médica primaria. En tal sentido, Beatriz Pacheco, gerente general de la fundación, afirmó que el rol social más importante que actualmente tiene la fundación es la formación de brigadas comunitarias, las cuales reciben cursos de primeros auxilios en centros asistenciales organizados, con el objeto de facilitar a quienes tienen un accidente o algún siniestro, el acceso a los primeros auxilios mientras son trasladados a un hospital.

El encuentro estuvo a cargo de Norys Celis, coordinadora de capacitación e instructora de la Fundación Venemergencia, y de Yham Perdomo, paramédico e instructor de la organización. Durante el conversatorio, que incluyó tanto teoría como práctica, los expertos abordaron importantes puntos y técnicas tales como: evaluación inicial de un lesionado, signos vitales, heridas y hemorragias, fracturas, esguinces y luxaciones, quemaduras, obstrucción de vía aérea por cuerpos extraños, y soporte básico de vida (reanimación cardio-pulmonar adulto y pediátrico), así como el protocolo de atención para cada caso.

Tanto Celis como Perdomo, especialistas con más de 20 años de experiencia en el área pre hospitalaria y de voluntariado, forman parte del equipo de capacitación de brigadas comunitarias. Celis hizo énfasis en la importancia de respetar el orden de los pasos a seguir para evaluar las condiciones de la persona afectada durante la labor de primeros auxilios.

“La evaluación inicial es lo que sucede cuando ocurre un accidente. Es primordial que quien va a realizar la labor se encuentre en buenas condiciones para tener la capacidad de prestar ayuda. Debemos protegernos contra agentes externos que puedan limitar nuestra labor. Todos tenemos un papel importantísimo en la cadena asistencial, el más importante es el que llama y pide ayuda, porque es el que inicia el proceso de atención al paciente.  Posterior a eso se consulta si hay trauma, que es toda fuerza que impacte en el cuerpo humano y se transforme en una lesión, y evaluamos la naturaleza del trauma siguiendo el protocolo necesario para mantener al paciente en condiciones óptimas”, explicó la coordinadora de capacitación.

Ambos expertos coincidieron en que el sentido común y la intuición son fundamentales en la labor de primeros auxilios. “Si yo no estoy bien, si me convierto en parte del problema es imposible realizar primeros auxilios. Entonces, evaluamos la escena para yo no convertirme en víctima, pedimos ayuda y me protejo. El mejor primer auxilio que podemos brindar es la prevención. Y eso es lo que yo aspiro que ustedes se lleven de regalo en esta charla”, puntualizó Perdomo.

Para finalizar Pacheco agregó que: “formar a personas en el área de primeros auxilios es fundamental para la comunidad. Vamos a las comunidades vulnerables de escasos recursos, y los cursos se les dictan con la misma calidad. Sin costo material porque la fundación es autosustentable gracias a los ingresos que se obtienen de los cursos y talleres que damos a instituciones privadas y particulares”.